Es posible que alguna vez hayas oído el término obra civil. Pero ¿qué se necesita exactamente para la construcción de obra civil en Tenerife? Si quieres saber cuáles son las características necesarias para poder usar este término, quédate leyendo.

Lo primero que necesitamos es saber qué es una obra civil. Nos referimos con este nombre a todas las construcciones que están diseñadas y elaboradas para el uso público. Algunos ejemplos de obra civil son los puentes, carreteras o aeropuertos. Pero eso no es todo, ya que para referirnos a una construcción como obra civil es necesario que esta genere un beneficio para la población, territorio, comunidad o país donde ha sido construida.

Dicho esto, la construcción de obra civil en Tenerife es una construcción pública con la finalidad de mejorar y hacer más fácil la vida de los habitantes. Es por ello que son construcciones con un alto grado de complejidad, por lo que engloban una serie de características que las hacen diferentes a otro tipo de obras.

Una de estas características es la simultaneidad de tareas y acciones. Esto quiere decir que, durante el proceso de construcción, habrá diferentes tareas que será necesario realizar al mismo tiempo para unos resultados óptimos. Esto nos lleva a su segunda característica, que es la división de tareas por etapas, dando lugar a tareas primarias, secundarias e incluso terciarias.

Debido a toda esta cantidad de trabajo, las obras civiles requieren un amplio presupuesto por los elevados costes de ejecución. Es por esto que también requiere un diseño a largo plazo, ya que se necesitan meses y el trabajo debe estar completamente organizado para cuando se comience a construir.

También destaca de las obras civiles la división de responsabilidades. Es decir, no solo existe un responsable de obra, sino que hay varios divididos por niveles.

En Grupo Negrín somos expertos en la construcción de obra civil.